Trucos para quemar calorías en menos tiempo que con un entrenamiento

Según las estadísticas, un adulto en promedio hace cuatro intentos al año para bajar de peso. La forma más popular es a través de un ejercicio agotador, que, en muchos casos, lo único que logra es desanimar a las personas después de unos cuantos días.

Llega el verano y con él, la odiada operación bikini y los aburridos métodos de entrenamiento. ¿Quieres saber cómo quemar calorías sin recurrir al ejercicio clásico?

1. Dormir bien durante siete horas, como mínimo

Si eres de los que duerme menos de siete horas diarias, tu cuerpo sufre una alteración en la producción de la hormona llamada grelina. Ella interviene en el proceso de adelgazamiento, haciendo que tengamos más sensación de hambre y no consigamos saciarnos. Puedes conocer más sobre la relación entre el sueño y el aumento de peso aquí.

2. Tomar duchas de contraste

El contraste de agua fría y caliente ayuda a tu cuerpo a eliminar toxinas, acelera el metabolismo y ayuda a tonificar la piel. También mejora la celulitis y la circulación. Lo ideal es que pases veinte segundos bajo agua fría y diez bajo agua caliente repitiendo el proceso varias veces. Así, en cuestión de cinco minutos, habrás activado el mecanismo de tu cuerpo para perder grasa.

3. Hidrátate

Los expertos recomiendan beber un litro y medio de agua al día. Eso ayuda al cuerpo a sentirse saciado y a eliminar toxinas. Muchas veces, nuestro organismo tiende a confundir el hambre con la sed, por eso es recomendable beber pequeñas cantidades de agua a lo largo del día para poder diferenciar de una manera más clara qué es lo que nuestro cuerpo necesita. Si eres de esas personas a las que les cuesta beber tanta cantidad de líquidos puedes probar con tomar infusiones. En este vídeo de “Lo he cocinado yo” puedes ver cómo preparar agua de frutas.

4. Aprende a automasajearte

Con estos masajes reduces la grasa localizada, mejoras la circulación y eliminas líquidos de tu cuerpo. Se realizan con movimientos circulares ascendentes desde los tobillos hasta la zona del abdomen. Si quieres aprender cómo hacerlos, Yves Rocher te enseña en este video los pasos que debes seguir.

Estos masajes son más efectivos si los acompañas de una crema reductora, la cual puedes comprar en una farmacia de confianza, o, si lo prefieres puedes hacer una casera 100 % natural. Existen múltiples recetas, pero aquí te dejamos la que más nos ha gustado:

Posos de café.
Una cucharada de café molido.
Abundante aceite de girasol.
Debes mezclar estos ingredientes hasta que quede una pasta homogénea. Antes de aplicarla es conveniente exfoliar tu piel con un guante de crin para que el producto penetre mejor y, una vez aplicado, puedes envolver las zonas a tratar con film transparente y dejarlo actuar durante 20 minutos. Después enjuaga el producto con agua y usa tu crema hidratante diaria.

5. Añade a tu dieta los denominados “superalimentos”

Existen algunos productos que nos ayudan a quemar grasas y a mejorar la digestión. Entre esos denominados “superalimentos” encontramos: el aguacate, las legumbres, las verduras de hoja verde, el salmón, el pomelo, la piña, la chía, entre otros.

Cada uno de ellos tiene diferentes propiedades que intervienen en los procesos de adelgazamiento:

Aguacate: inhibe la liberación de insulina.
Legumbres: reducen el colesterol y ayudan a equilibrar los niveles de azúcar en sangre.
Verduras hoja verde: ayudan a eliminar la grasa del cuerpo y poseen muy pocas calorías.
Salmón: acelera el metabolismo y es un alimento bajo en calorías.
Pomelo: posee propiedades diuréticas.
Piña: aporta grandes niveles de fibra y reduce la retención de líquidos.
Semillas de chía: ayudan en la quema grasa, aceleran el metabolismo y te hacen sentir lleno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *